La mejor vista en Cusco

ACERCA DE LIMBUS

Carta

Bienvenidos

LIMBUS es un sueño construido durante cuatro años pensando en que sea eso, Limbus un lugar especial donde no existe ni el bien ni el mal, lo grande o chico, lo blanco o negro, es decir un lugar para sentirse libre, sin ataduras de ningún tipo, sin convencionalismos, sin presiones. Fue imaginado para olvidarse de la realidad, del trabajo, de las obligaciones y simplemente vivir, vivir la vida, vivir los sabores de nuestra comida, la etérea congelación temporal de nuestras bebidas, la compañía de amigos de muchas partes del mundo, de lejanas tribus, de hermosas ciudades, visitantes que traen fotografías, aventuras, cantos, innumerables historias que van esparciendo en nuestro LIMBUS mientras observan el Cusco desde nuestro bien ubicado balcón y cuya vista es una de las mejores de la ciudad.

Gracias por visitar nuestra página, que este medio sea un puente para que vengan a LIMBUS y poder ofrecerles nuestra atención y todos los detalles que hemos preparado. Sean ustedes bienvenidos a LIMBUS RESTOBAR.

Acerca de nosotros

Somos un equipo de profesionales, administrativos, cocineros, mozos y bartenders preparados, educados y orientados a dar servicio de atención de calidad a nuestros clientes nacionales y extranjeros; constantemente nos estamos reinventado buscando adaptar nuestro trabajo a las nuevas tendencias ya que en este mundo tan dinámico lo que es bueno hoy podría disgustar mañana, así que como dice el dicho lo único que no va a cambiar es que nada va a dejar de cambiar, nosotros lo hacemos así, cambiamos y cambiamos todo el tiempo esperando llegar al punto de coincidencia con su buen gusto.

Historia de Limbus y de cómo se hace un visionario

“LIMBUS nació exactamente la noche de navidad del 2011 cuando estaba reunido junto a mi familia; había comprado una botella de vino para hacer un brindis con los míos, aún estaba con mi uniforme de trabajo, no encontramos un sacacorchos, era una noche lluviosa (en Cusco siempre llueve en Navidad) subí a los departamentos ubicados en lo que actualmente es la parte adosada al bar de LIMBUS para buscar uno porque mi hermano no quiso ir por el bendito sacacorchos, así que fui yo. Recuerdo bien esa noche, por alguna extraña razón estaba muy lúcido y despierto eran como la 01:00 a.m. y buscando entre el desorden del lugar no pude encontrar un sacacorchos, soy un poco obstinado en algunas ocasiones, ese vino lo había comprado para esa noche y no para otra, así que encontré un cuchillo y empuje el corcho hacia adentro, se rompió, me serví una copa solo con la parte del corcho roto y salí al pasadizo, tuve un momento de claridad mental, una hermosa visión, me inspire con la vista de la ciudad que se podía apreciar desde ese punto; estaba garuando, me estaba mojando, y bajo la lluvia pensé hacer el mejor restaurante y bar del Cusco; caminando lento por el matorral probé un poco, solo un poco de cómo sería si ese sueño fuera realidad, cerré los ojos y lo imagine, mucha gente riendo, comiendo, caminando, exactamente como es hoy día, baje nuevamente a la sala, y abiertamente les comente lo que se me había ocurrido, mi papá me desanimo aludiendo el costo, mi madre me dijo ( como siempre es ella) que sería una buena idea. No pude dormir, la imaginación desbordante del momento me hacía ver el futuro; fue entonces cuando me dije y lo repetí “La vida es muy corta para no intentarlo” y me dormí.

Un salto de fe llamado LIMBUS

La idea era tan buena que renuncié a mi trabajo. Todos me dijeron que estaba loco y parecía que acertaron porque con lo que tenía no alcanzó ni para el estudio de suelos, en este caso ser terco es una virtud así que tuve que hacer pequeños negocios, buscar otro trabajo, y luego otro y otro y otro durante cuatro años en los que construimos paredes techos pisos, etc.; la ruta para hacer realidad LIMBUS es una historia épica que incluye un accidente con lesión en la columna vertebral que casi me deja en cama para siempre, pero aun así postrado seguía agregando detalles a mi idea.

Cuando pude levantarme y con la ayuda de mis buenos amigos llevamos a la acción lo pensado hasta que llegó el día en que lo vimos hecho realidad. Lo inauguramos con miedo, pero miedo del bueno, aquel que te hace hacer las cosas bien, el que te hace pensar que la comodidad y satisfacción del cliente es tu razón de ser, queríamos que todo salga de la mejor forma y por supuesto, para nuestra alegría salió bien, es lo que ustedes pueden ver ahora hecho realidad. A su servicio LIMBUS RESTOBAR”.

 

 

Back to top

Testimonios

  • Good food, good atmosphere, good service , and the best view of one of the most beautiful cities I’ve ever seen , definitely an option when visiting Cuzco.

    by Dennys v
  • Excellent bar with an amazing view of Cuzco , good food choices and best drinks and drinks and very good service !

    by Mariano P
  • I am not lying when I say that this restobar has a better view than the viewpoint of the city . Besides the view , you have vegetarian and vegan options. Prices vary between 15 and 20 soles and drinks masomenos 10. It’s a very nice place that would not last to return

    by Fatima G
  • Excellent view of the city . A place to discover and enjoy. I recommend the visit to San Blas.

    by Ana
  • Spectacular views over the city of Cuzco ! Good service, very attentive, and certainly the best pisco sour !

    by mica
  • Drinks and tasty meals with good vegetarian options ! Bar Man handsome 🙂 the best view of Cusco citywide . Delicious drinks and food, great vegetarian options . Handsome bartenders and the best view of Cusco !

    by Alannah S

Back to top

Más info?

Llámanos al +51 (084) 431282 para saber más

Contáctanos